Puesto que nuestro trabajo es objeto permanente de preguntas sexistas a las cuales no se enfrentan nuestros colegas masculinos, nosotras como autoras de comic hemos decidido agruparnos para denunciar las actitudes sexistas presentes en este ámbito literario, aportando además soluciones para combatirlas. Nuestro colectivo agrupa más de un centenar de mujeres.

 

CARTA DE AUTORAS DE COMIC CONTRA EL SEXISMO

 

◾ Puesto que “el cómic masculino” nunca ha sido definido ni limitado, calificar a las mujeres creativas como autoras de “cómic femenino” es desacreditarlas. Si este apelativo atribuye ciertas características estereotipadas a nuestro trabajo y nuestra manera de pensar, entonces nosotras, autoras de cómic, no nos reconocemos en ello. Al igual que nuestros colegas no se ciñen a su “masculinidad” para su creación, nosotras no nos ceñimos a nuestra “feminidad”.¹
◾ “El cómic femenino” no es una categoría narrativa. La aventura, la ciencia- ficción, la novela policíaca, el romanticismo, la autobiografía, el humor, el relato histórico, la tragedia son géneros narrativos que las mujeres autoras dominan sin restricciones imputables a su sexo.
◾ Definir los gustos y aptitudes de las personas a partir de su sexo biológico es un prejuicio que no se basa en ninguna realidad. Los estudios en neurobiología y psicología experimental demuestran que el desarrollo cognoscitivo se desarrolla del mismo modo en los dos sexos.²
◾ La calificación como literatura “girly”/“de chicas” no hace más que reforzar los tópicos sexistas. Rechazamos la idea de que hablar de “Rebajas” o de recetas de cocina se etiqueten como “femenino”. Disfrutar de las compras y/o el fútbol no son características sexuadas. “De chicas” es un término generalmente aplicable según la futilidad y/o “sentimentalismo” de los temas tratados, decidir que estas características definen lo femenino es misoginia.
◾ Publicar colecciones “femeninas” es misógino. Esto crea diferenciación y jerarquización con el resto de la literatura, con la universalidad de las lecturas que irían dirigidas – por oposición – al sexo masculino. ¿Por qué lo femenino debería estar fuera de lo universal? Establecer estas diferencias, sobre la base de estereotipos, únicamente genera efectos negativos en la percepción que tienen las mujeres de sí mismas, sobre la confianza en su capacidad  y sus resultados. Lo mismo sucede para los hombres, sobre todo si se sienten atraídos hacia lo que una extraña autoridad catalogó de “femenino”. Mientras se siga haciendo de lo masculino norma y de lo femenino una particularidad inferior, los niños persistirán en utilizar insultos tipo “nenaza” o “marica” en los ámbitos escolares.

EN FAVOR DE UNA PROYECCIÓN FEMINISTA DEL CÓMIC

◾ “Feminista” no es un insulto. El feminismo es la lucha por la igualdad hombre/mujer en nuestras sociedades, es decir, el anti-sexismo, y queremos promover una literatura más igualitaria.
◾ Fomentamos la diversidad de representaciones en el cómic. Autore(a)s y demás integrantes en la cadena de la edición deberían dar mayor visibilidad (de forma más fiel a la realidad) a mujeres, distintas estructuras familiares y homoparentales, personas de color, y en definitiva a la existente pluralidad étnica y social.
◾ Esperamos que creadores, editores, instituciones, libreros, bibliotecarios y periodistas tomen plena conciencia de su responsabilidad moral en la difusión de soportes narrativos de carácter sexista y en general discriminatorios (homófobo, tránsfobo, racista, etc.). Quisiéramos verlos promover una literatura emancipada de modelos ideológicos que basan las personalidades y acciones de los personajes en estereotipos sexuados.
◾ Animamos a libreros y bibliotecarios a no separar las obras realizadas por mujeres o supuestamente dirigidas a las chicas cuando organizan sus estanterías. El hecho de que haya heroínas con mayor protagonismo y sean más activas que los personajes masculinos no significa que los niños y los hombres no puedan sentirse identificados y disfrutar del relato.
◾ Confiamos en que los creadores, editores e instituciones sean receptivos de la riqueza que cada persona contiene en sí, ya que no existe una separación hermética entre lo masculino y lo femenino, más allá de lo que la sociedad o las religiones nos imponen. Existe en cada persona cantidad de circunstancias entre, alrededor, y más allá de la percepción de masculino y femenino. Estos son los recursos que utilizamos y la literatura no debería tenerles miedo.


1. Dado que lo femenino y lo masculino son construcciones socioculturales, no es nuestra pretensión dar aquí una definición compartimentada.
2. Ver los estudios a este respecto en el enlace « liens”.

 

wedoittoo-web

Nos hermanamos con nuestras compañeras Autoras de Cómic en una búsqueda por unir fuerzas para luchar por la equidad en las viñetas. Atravesando fronteras para hacer del cómic un medio más justo.

Imprimir